Cinco Claves Para Hacer Un Maridaje Ideal

Cinco claves para hacer un maridaje ideal

“El maridaje no trata de reglas, sino de experiencias”

Casar vino y comida puede ser una tarea de lo más complicada, pero no imposible. Por lo general, tendemos a escuchar que “el vino blanco es para el pescado y el tinto para la carne” pero, ¿realmente es siempre así? En los últimos años tanto el mundo del vino como el de la gastronomía han evolucionado enormemente. y ahora el contraste de sabor está a la orden del día.

Debemos entender el maridaje como un experimento tanto gustativo, como personal, solo así podremos entenderlo. Hoy te damos algunos consejos para hacer esta tarea mucho más fácil.

1.Pensar en el menú

Maridar quiere decir que vino y comida estén en sintonía. Eso también significa que ambos lleven un orden lógico. En lo que se refiere a comida, nunca servirías un chuletón de primero y de segundo una sopa, ya que estos se ordenan según la intensidad del sabor y el cuerpo de cada uno.

Con el vino pasa lo mismo, servir un vino con mucho cuerpo y luego uno ligero, es absurdo, ya que el primero se comería al segundo y, este último, nos resultaría insípido.

claves-maridaje-vinos

2. La armonía

La armonía es esencial a la hora del maridaje, vino y alimentos deben tener un cierto sentido. Es decir, comer un cocido con un vino ligero sería totalmente desequilibrado.

Para entender esto, debemos saber que el peso del vino viene determinado por su cuerpo y la intensidad del sabor del vino. Y que, a su vez, se define por el contenido de alcohol, la concentración de taninos, el tipo de uvas, la maduración y la región.

Plato y vino han de tener un peso similar. Por esta razón se suele empezar el maridaje con vinos blancos ligeros, continuando por vinos con cuerpo en crescendo, que suelen ser tintos y terminando por un vino dulce.

claves-maridaje-armonía

3. La cocina

Además de los alimentos utilizados, la forma de cocinado es relevante a la hora de saber cuál es el peso de los alimentos. Por ello, debemos compensar la elaboración del plato – si es sencillo o complejo – con el vino.

claves-maridaje-cocinado

4. Los contrastes

El maridaje  tiende a suplementar el vino con la comida, es decir, complementar con el color, los sabores, la temperatura… pero, ¿es verdaderamente necesario hacerlo así? Hay veces que es necesario innovar y jugar con los sabores.

Los contrastes nos ayudan a divertirnos mientras disfrutamos de deliciosos sabores que tienen poco o nada que ver. Por ejemplo, todos hemos probado el clásico y riquísimo melón con jamón, dulce y fresco con salado e intenso, un asombroso contraste que nos encanta. Con los vinos pasa igual, una comida salada con un vino dulce puede ser una mezcla sensacional.

claves-maridaje-contraste

5. Y sobre todo ¡disfruta!

Lo mejor del vino y la comida es disfrutar. Experimenta, juega con los sabores y diviértete. Piensa en tus gustos tanto gastronómicos como vinícolas, y en los de tus invitados y pasa una magnífica velada llena de alegría y mucho sabor.

Pero, al fin y al cabo, todo va en gustos y lo importante es disfrutar.

claves-maridaje-disfruta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *