Claves Para Diferenciar Un Vino Bueno De Un Vino Malo

Claves para diferenciar un vino bueno de un vino malo

¿Qué significa que un vino sea bueno o malo? Esto es una pregunta habitual a la hora de probar un vino. El vino es para disfrutar, por lo que no habrá mejor vino que el que a ti te guste, pero lo cierto, es que hay algunos aspectos que te permitirán conocer, con objetividad, si lo que estás bebiendo es un vino bueno, o no.

A pesar de lo que muchos creen, el precio no es un sinónimo de calidad, por lo que no podemos considerarlo un aspecto relevante a la hora de diferenciar un vino bueno

De hecho, te puedes encontrar un vino mediocre a un precio mucha más elevado que un buen vino. Por este motivo, no vamos a considerar el valor del vino como un aspecto determinante a la hora de diferenciar el vino.

Aspectos para diferenciar un vino bueno de uno malo

  • Equilibrio

Una de las principales características que tienen los vinos buenos, es el equilibrio. Muchas veces nos encontramos con vinos que tienen un punto mayor de acidez, dulzor o, incluso, alcohol, siempre que este punto no sea excesivo y no eclipse el resto de sabores y aromas, será un vino equilibrado.

  • Longitud

Pruebas un vino y la primera impresión es muy potente, pero instantáneamente, pierde fuerza y el sabor desaparece. Esto es la longitud, cuanto más tiempo dura el sabor del vino en la boca, es más largo y, por lo tanto, mejor.

  • Profundidad

Para entender este aspecto, lo principal es saber diferencias entre vino plano y vino con profundidad. El vino plano es aquel que se percibe de una sola forma, no hay un cambio del sabor en boca. Por su parte, un vino con profundidad es aquel que si tiene una evolución y despliega sabores y aromas.

Cuanto más profundo y más sabores y aromas despliegue, será mejor vino.

  • Sabor

El sabor es el mayor indicador de la calidad. El vino puede tener cientos de aromas diferentes (fruta, vainilla, madera…), pero hay algunos que nos indicaran que el vino no es todo lo bueno que debería.

Fruta pasa, vinagre, oxido, cartón u olores químicos, son los que nos indicarán que no es un vino bueno.

  • Olor

Al igual que pasa con el sabor, los aromas también son importantes para determinar la calidad del vino. Por este motivo es imprescindible utilizar copas impolutas y que no tengan ningún olor que no sea del vino, ya que pueden dar lugar a error.

Pero, lo que de verdad es imprescindible para saber si un vino es bueno, o no, es probar y experimentar constantemente. Aprender a catar un vino es importante para conseguir sacar todas las características de este y que sacar estos aspectos sea mucho más sencillo y así poder diferenciar un vino bueno de uno que no lo es.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *