Vinoterapia: ¿Qué Beneficios Tiene?

Vinoterapia: ¿Qué beneficios tiene?

El que sabe degustar no bebe demasiado vino, pero disfruta sus suaves secretos

 Salvador Dalí

Todos queremos vivir más y mejor y hacemos todo lo posible para conseguir este objetivo. Por este motivo, dedicamos una gran parte de nuestro tiempo a cuidarnos y a intentar evitar o retrasar lo máximo posible lo que es inevitable, envejecer.

Como ya sabemos, tomar una copa de vino es beneficioso para la salud, ya que este posee una gran cantidad de propiedades que reducen el colesterol malo, previenen la diabetes y muchas cosas más. Si el vino tiene tantos beneficios para nuestro cuerpo a nivel interno, ¿los tendrá más superficialmente? ¡Claro que sí!

La vinoterapia es un tratamiento que aprovecha las propiedades del vino y los elementos que intervienen para mejorar de forma sustancial la salud de las personas. En este proceso intervienen desde las uvas, la pulpa, los hollejos y hasta el propio vino en sí mismo.

¿Qué beneficios tiene la vinoterapia?

  1. Hidrata profundamente la piel aportándole luminosidad y energía. Además, fortalece las fibras de la capa superior de la piel manteniendo así, su elasticidad y su firmeza.
  2. Los polifenoles luchan contra los radicales libres, es decir, los responsables del envejecimiento celular prematuro y la aparición de arrugas.
  3. Mejoran la circulación periférica de la piel y favorecen la descongestión de las piernas cansadas y las varices.
  4. Previene el envejecimiento celular gracias a su poder antioxidante.
  5. Los masajes de vinoterapia son muy relajantes, liberan tensiones musculares, al mismo tiempo que otorga una agradable sensación.

Hemos de tener en cuenta que, aunque todos los vinos son aptos para este tipo de tratamientos, no todos los vinos tienen las mismas propiedades y hay algunos tipos que son más beneficiosos para unas cosas que para otras. Por ejemplo, los vinos de La Rioja, tienden a utilizarse para cosméticos y tratamientos de salud; mientras que los de uva Sauvignon se utiliza para tratamientos relajantes.

Al igual que para cada tipo de tratamiento se utiliza un vino, cada tipo de piel requiere un cuidado diferente y, por lo tanto, un caldo diferente que se adapte perfectamente a sus características.

Nosotros ya sabemos lo que vamos a hacer este fin de semana para relajarnos, ¿y tú?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *